Jan 28

San Andrés: Un Paraíso en el Caribe Colombiano

 

 

A tan solo dos horas en avión desde la capital de la montaña se encuentra un paraíso con un mar de siete colores llamado San Andrés, reconocido también por tener uno de los arrecifes coralinos más grandes del planeta.

Cuando llegas tus afanes quedan atrás con el solo hecho de contemplar su inmensidad, donde el mar se mezcla con el cielo; además la isla sabe recompensar tu visita con los paisajes más increíbles, atardeceres de película, aguas cristalinas y variedad de peces. Oh…como olvidar la suave y refrescante brisa mientras ves como se mecen las palmeras.

 

Playas de San Luis
Playas de San Luis

 

Es tan apetecido que aún Nicaragua quiere tomar parte de sus recursos naturales y territorio, y no son los únicos, a lo largo de la historia han llegado muchos intentando colonizar estas tierras, algo que se refleja en la riqueza cultural de su población y aun en los idiomas que hablan, pues se pueden comunicar en inglés, español y creole.

 

6

 

Los raizales (o sanandresanos) tienen un amor profundo por su territorio, todos se tratan como una familia. Hace algunas décadas las personas que iban a San Andrés lo hacían en busca de mercancía porque funcionaba como un puerto. Todavía se puede encontrar perfumes y chocolates pero ahora la mayor fuente de ingresos es el turismo. La comunidad se ha organizado para complementar los servicios que ofrecen entre todos. Puedes disfrutar con tranquilidad, se vive un ambiente de seguridad y honradez.  Las personas dejan los carros con las llaves a la vista, ya que nadie toma lo que no le pertenece.

 

Puedes recorrer la isla de San Andres, en el caribe colombiano, en un carrito de golf o moto.
Puedes recorrer la isla en un carrito de golf o moto.

 

 

La isla gira alrededor del pirata Morgan quien al parecer tuvo aquí su base militar, así como tradiciones jamaiquinas, todos caminan a ritmo de reggae, los colores amarillo, rojo, negro y verde decoran los kioscos. Y si quieres lucir como ellos, también puedes tener rastas al mejor estilo de Bob Marley en cuestión de segundos, mientras escuchas sus canciones y tomas un coco loco.

 

True peace & love bro!
True peace & love bro!

 

Hablando de comida, nunca me he considerado muy aficionada del pescado, de hecho lo evito cada vez que puedo, pero estando en el Caribe me animé a probar las delicias locales, una sierra morena que nos sirvieron a la orilla del mar, un pardo rojo en Johnny Cay, que estaban muy ricos en realidad. También tienen algo bien característico que se llama “breadfruit”, muy apropiado para un desayuno con una dieta muy balanceada, no la pude probar pero pienso que es algo así como una harina disfrazada de fruta…¿o será al contrario?

Cuando vayas a la isla asegúrate de no solo aprovechar los días de sol y playa sino interactuar con los raizales, disfrutar de una buena conversación; me parece que debemos invertir directamente en el sitio que visitamos, de forma que nuestros compatriotas también se beneficien de nuestras visitas al Caribe colombiano, las cuales se han incrementado por cierto, en parte por ese sentido de pertenencia que hemos desarrollado, y también porque es una forma de brindar nuestro apoyo a este paraíso que sigue siendo muy colombiano.

 

Navegando al mejor estilo pirata!
Navegando al mejor estilo pirata!

 

Los dejo con la canción insignia y que me hace recordar aquellos días en la fantástica isla de San Andrés.

 

 

Carolina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*