Nov 14

Blog de Viajes México: La torta ahogada, la gorda y el chile picante contra mí.

Tortas Ahigadas La Gorda Guadalajara

Estoy en Guadalajara alojado en el Holiday Inn del centro histórico, lo que quiere decir que caminado llego en minutos a todos los principales atractivos coloniales de la ciudad pero – siendo ya la hora de almuerzo – también significa que estoy en un área muy autentica y llena de tradición culinaria perfecta para empezar mi búsqueda de nuevos sabores en esta ciudad.

“La Alemana”, “La Gorda”, “La Chata”. No son los apodos de algunas de las vecinas del barrio sino los nombres que más escucho al pedir recomendaciones sobre donde probar las famosísimas tortas ahogadas guadalajareñas, un sándwich hecho con el característico pan “briote” o “bolillo” relleno de carnitas estilo Jalisco, con frijoles, y luego sumergido en salsa picante de Chile de árbol, vinagre y ajo, todo esto “ahogado” además en jitomate (tomate). Babeo de nuevo al escribirlo.

La Gorda La Chata Tortas Ahogadas Guadalajara
“La Chata” queda frente a “La Gorda” y también sirve Tortas Ahogadas

 

Me decido por “La Gorda” ya que está a dos cuadras del hotel y se nota que es muy popular, tiene una terraza ocupadísima así que me siento adentro, en la única mesa libre. Mi mesero se llama Oscar y es sumamente amable como todos los meseros mexicanos que me he encontrado hasta ahora, él me cuenta que las tortas ahogadas, plato insignia de Guadalajara, son algo así como las hamburguesas callejeras, comidas rápidas  servidas al paso como las que se encuentran en carritos de comida de todo el mundo, sólo que las originales se “ahogan” en aun más chile “hasta que le salgan burbujas”, pero que a los extranjeros no les gusta así por lo picante.

Tortas Ahogadas Gorda Guadalajara
Local de “La Gorda” en el centro de Guadalajara

Me dice además – como me ha pasado más de una vez en todo este recorrido por México- que hablo muy buen español: cree que soy gringo. Afectado en lo más profundo de mi identidad le digo que no, que nací en Perú y que vivo en Colombia y que por favor me traiga las tortas lo más picantes posibles, que yo comía mucho picante en Tailandia y que  me encanta la comida india. ¿Seguro? Seguro. Oscar me mira con incredulidad y regresa en un par de minutos con mi torta ahogada. (Ver foto del encabezado)

 

Los que nos leen saben que parte fundamental de conocer una cultura para este blog pasa por la comida y “La Gorda”  es una historia que nos cuenta mucho de esta parte de México y su gente, la de una familia tradicional liderada por Josefina García (La Gorda), su esposo y su suegra que empezaron como un puesto callejero y que después de 20 años de trabajo fueron expandiendo  su negocio hasta  convertirse en lo que es ahora: una serie de populares restaurantes en todo Guadalajara.  Josefina incluso fue nombrada “Cocinera del Siglo” en reconocimiento por sus décadas al servicio de mantener la tradición culinaria jalisciense.

La Gorda Tortas Ahogadas
La Sra. Josefina García, “La Gorda”

 

“Me están ganado” es lo que pienso con cada bocado. La torta ahogada es deliciosa, cada mordisco es una explosión de sabor. Frijoles, ajo, ¿chocolate?, cebolla, las carnitas fritas deliciosas y el picante, mucho picante. Porque al recibir el plato, ya rociado generosamente con chile, yo le eché aún más por eso de que no soy gringo. Estoy en mi umbral, sé que puedo aguantar un poco más de picante. Veo a Oscar y a los otros meseros que me miran de reojo y hago lo lógico: le hecho aún más chile. Tengo los labios entumidos y mi está nariz incontenible, las lágrimas se quieren asomar, pero paso el bocado con la segunda Estrella, la cerveza típica de Guadalajara que es un helado y delicioso alivio a mi garganta inflamada.

Cerveza Estrella de Guadalajara
Cerveza Estrella, mi mejor amiga

Voy por los últimos bocados. ”Picante grado Wasabi”  me digo, y le entro a mordiscos a la torta. YocomíamuchopicanteenTailandiay meencantalacomida india YocomíamuchopicanteenTailandiay meencantalacomidaindia es mi mantra. Mi memoria del gusto tiene que reactivarse, igual que lo hace la memoria muscular después de mucho tiempo de no hacer ejercicio. Sé que puedo llevar a mi paladar y a mi lengua un poco más allá.  YocomíamuchopicanteenTailandiay meencantalacomidaindia.

Y de repente pasa, pasó el umbral, me llega el segundo aire y empiezo a disfrutar ese mareo delicioso del chile ya no tapando el sabor de la comida sino mezclándose, fundiéndose. Acabo la torta feliz y satisfecho, un poco lloroso pero con mi dignidad muy en alto.

Con mi mejor cara de “acá no ha pasado nada” le digo a Oscar que la torta estaba deliciosa, cosa que espero me haya creído a pesar de que siento que el rostro me late. El postre es una Jericalla, una especie de crema catalana con el tope un poco más blando y que en estos momentos por lo refrescante, me sabe al mejor postre que he probado en mi vida.

 

El sol esta en lo más alto, afuera la gente camina como si nada, los comensales siguen sus charlas en el local y yo sigo bebiendo mi Estrella, nadie se ha dado cuenta de este acontecimiento trascendental. Ya estoy preparado para el resto de mi experiencia culinaria. Me dan  ganas de más chile. Pido otra torta ahogada para llevar. Cómo me gusta México

JL

* Estamos en México gracias a Holiday Inn y a su concurso “Gana las vacaciones de tus sueños” , dale un vistazo e inscríbete para vivir experiencias como esta en el lugar de Colombia o el mundo que tu escojas. Siguenos con el hashtag #ColombiaenMexico

7 thoughts on “Blog de Viajes México: La torta ahogada, la gorda y el chile picante contra mí.

  1. Daniel on

    Un encantador relato. Échale un vistazo a esto: : http://cocinaromanaapicioantiguedad.blogspot.com.es
    La comida nuestros antepasados
    Un saludo desde España

    Reply

      JL on

      Gracias Daniel…no enconramos el blog con ese link, ha cambiado? Un Abrazo!

      Reply
  2. Raul on

    Buenísimo tu relato de la Torta Ahogada en La Gorda, si quieres un par de recomendaciones, dale una visitada a jitomate.wordpress.com … saludos !

    Reply

      JL on

      Gracias por comentar y leernos Raul, estamos leyendo tu blog tambien, muy bueno! Un Abrazo.

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*